Tips de iluminación interior para locales comerciales

 In ROTULOS Y COMUNICACIÓN VISUAL

Se debe dejar de creer  que la iluminación es siempre la misma, los expertos agrupan y catalogan a la misma en función del equipo generador de luz, bien sea una bombilla o lámpara, un led o diodo o el mismo sol. En base a todo eso los tipos de iluminación más habituales que se utilizan con mayor frecuencia son la luz natural,  luz alógena, Luz de halogenuros metálicos, Iluminación LED y Fluorescencia.

La luz artificial o natural es la más singular e importante a la hora de diseñar la iluminación de un local, ya que posee una particularidad que carece en el resto: es variable. Es verdad que los movimientos del sol son predecibles pero cambian en función a las épocas del año donde su tonalidad se altera con el correr de las horas. Es la única luz capaz de mutar y representa un desafío a sortear para los diseñadores para  hacer un buen uso de la misma y sacarle rédito.

La luz alógena es dueña de un color anaranjado cálido que emite calor durante su funcionamiento  pero instalando correctamente no representa un problema grave. Entre sus principales virtudes se encuentran que se trata de una  luz concentrada que se utiliza generalmente para resaltar objetos puntuales, su intensidad es regulable y su consumo es lineal lo que la hace apta para los espacios que necesiten un constante manipuleo de encendido y apagado, y para tener en cuenta al momento de la instalación es que a medida que pasa el tiempo su potencia lumínica va decayendo progresivamente.

Recommended Posts
Secretos de una buena iluminaciónIluminacion de Parkings