Rótulos clásicos vs rótulos iluminados

 In Iluminación

Ante la gran vorágine de empresas y de posibilidades de consumo en el mercado actual disponible para todo tipo de clientes, la publicidad se ha convertido en un elemento crucial para lograr destacar por encima del resto. Un emprendimiento que prescinda de la publicidad, no puede garantizar su perduración en el tiempo. Estar a la altura del mercado contemporáneo implica destinar parte de los recursos al uso de una buena publicidad, sobre todo si se requiere la presencia del cliente, pues el llamado debe hacerse de manera masiva y con una correcta orientación en cuanto al marketing de los productos o servicios a ofrecer.

En este sentido, Rótulos Tecneplas ofrece un amplio y variado catálogo de posibilidades para todos sus clientes, en virtud de sus necesidades, requerimientos y exigencias, procurando mantenerse actualizado en todos los aspectos posibles. Para ello, una de las distinciones más importantes es la de escoger entre los rótulos clásicos y los rótulos iluminados, pues, a pesar de sus especificaciones, cada uno de ellos responde a ciertas circunstancias del mercado, por lo que es muy importante saber cuál es el más adecuado para logar lo que se quiere.

¿Cómo saber cuál tipo de rótulo seleccionar?

Una popular frase reza: “La publicidad es el alma de negocio”, y es que de nada sirve contar con un espacio comercial muy bien provisto, con los mejores empleados y con las mercancías más finas del momento, si no se cuenta con una excelente publicidad que le informe a los transeúntes dónde se ubica y qué productos o servicios ofrece, ya sea con un rótulo convencional o con un rótulo iluminado.

Por ello, una de las principales características que debe tener un buen rótulo publicitario para cualquier tipo de negocio es que debe expresar el tipo de establecimiento que se tiene, sus beneficios inmediatos, disponibilidad y accesibilidad, logrando una empatía inmediata con todo aquel que se detenga a informarse sobre lo que se ofrece. La idea de fabricar un rótulo publicitario responde a prioridades dentro del apartado empresarial: darse a conocer, y más aún en un ámbito tan competitivo en el que cada marca, negocio o industria busca posicionarse como la mejor opción para el público.

La decisión entre el rótulo clásico y el rótulo iluminado

Apelando un poco a la lógica básica de la mercadotecnia, es posible afirmar que un buen rótulo debe ser atractivo, dinámico y atrayente. Esto, si bien puede lograr objetivos a corto plazo, no puede atender a las exigencias del mercado actual; ir mas allá y empatizar con la audiencia es fundamental. Un rótulo clásico reúne las competencias básicas: mensaje claro y preciso, legible y con una distribución de elementos equilibrada y nada ostentosa.

En cambio, un rótulo iluminado hace uso de la luz, el color y las formas, en un esfuerzo más profundo por llamar la atención visualmente, deseando que el transeúnte se sienta atrapado por lo que observa y decida adquirir el producto o disfrutar del servicio ofrecido. La diferencia principal de esta alternativa, es que salta por completo de las convencionalidades, sin perder de vista lo esencial: expresar sin ambigüedades lo que se va a adquirir reflejando la personalidad de vuestra empresa.

Para seleccionar con mayor eficacia cuál rótulo es mejor para vuestras necesidades, Rótulos Tecneplas, expertos y profesionales en la materia, posee un enorme catálogo detallado al que podéis acceder al pinchar aquí.

Recommended Posts
¿Cómo hacer un rótulo realmente visible?Ventajas y desventadas de los rótulos iluminados