Recomendaciones estéticas para la fabricación de un rótulo

 In ROTULOS Y COMUNICACIÓN VISUAL

La estética es uno de los aspectos más esenciales para el desarrollo de cualquier iniciativa empresarial y debe estar presente a lo largo de todo el proceso publicitario: desde el nombre o marca que identifica la empresa, hasta el grafismo que se maneje en la confección del rótulo. Sin duda, la innovación y el ingenio siempre ayudarán a destacar entre la competencia. Para diseñar un rótulo tentador, debemos cuidar la tipografía y si es posible, dotarlo de algún otro recurso gráfico que ayude a diferenciarse y destacar del resto.

 

¿Por dónde empezar para realizar un buen rótulo empresarial?

 

Lo ideal es apostar por una estética que contemple el uso de rótulos luminosos, con un nombre llamativo. El nombre del negocio se trata de una decisión importante, ya que el éxito del mismo tendrá que ver con él.  Con el paso del tiempo, la rotulación se ha desarrollado y han ido quedando atrás los típicos anuncios de letras cuadradas sin formas que solo mostraban el tipo de comercio y de publicidad.

 

Elegir el rótulo adecuado para su comercio es algo en lo que hay que pensar con detenimiento. Todo será fundamental para conseguir que su rótulo posea una estética adecuada y llame la atención de todo aquel que lo visualice. La eficacia de un rótulo se determina mediante la concisión del mismo, no es conveniente sobresaturar al posible consumidor con palabras e imágenes.

 

Los rótulos deben tener la facultad de leerse muy rápidamente, y un exceso de información no causará más que confusiones. Cuanto más conciso sea el mensaje, mayor será la posibilidad de ser leído y recordado. Estimular a las personas es la clave para atraer clientes.

 

Tres (3) principales errores en la estética de un rótulo empresarial

 

     No se ajusta a los patrones de la marca: Si el diseño publicitario no se ajusta a los patrones de calidad de la marca y estilo, puede resultar perjudicial. Debe estar a tono con el tipo de producto, servicio o idea que se quiere transmitir.

 

      Ausencia de un mensaje publicitario informativo. Aunque el producto posee calidad visual, el mensaje publicitario pasa inadvertido, o no existe. Letras pequeñas, mensaje confuso o ausencia de datos de contacto.

 

      Elección errónea de los colores:  Los colores tienen un especial impacto cuando se armonizan adecuadamente, al no cumplir esta característica el cartel confundirá a los usuarios o pasará de inadvertido.

 

Si queréis revisar más a fondo, todo lo que Rótulos Tecneplas tiene para ofreceros, pinchad aquí.

Recommended Posts
rótulos