Los retos de iluminar alimentos

 In ROTULOS, LETREROS Y LUMINOSOS EN GENERAL

Uno de los retos más difíciles en la definición de las luces a usar en un local es iluminar alimentos. Bien sea en el mostrador de una pequeña tienda o en los amplios estantes de un supermercado, aplicar la luz sobre ellos de tal manera que se destaquen sus cualidades e inciten a comprarlos es un desafío interesante por los siguientes motivos.

Iluminar alimentos reales

Existe una disciplina completa llamada maquillaje de alimentos, la cual se aplica cuando se van a fotografiar para anuncios o grabar para comerciales de televisión. Una de las tácticas que usa es usar sustitutos, así que por ejemplo el helado no es tal sino puré de papa teñido con anilinas.

El problema de esto es que tu no puedes vender puré de papa como helado, así que tienes que lidiar con las características físicas de los productos reales, procurando que la luz que apliques los haga ver tan apetitosos como las fotos falseadas de los anuncios.

El calor de las luces cambia los alimentos

Como parte de la energía eléctrica no se transforma en luz sino en calor, los alimentos pueden sufrir cambios en sus propiedades si se exponen a luces inadecuadas. Las tartas pueden resecarse, los caramelos y chocolates pueden derretirse y las verduras perder su lozanía. Por esta razón lo mejor es contar con acompañamiento profesional para que te ayude a seleccionar el tipo más adecuado, que puede ser luces LED en la mayoría de los casos.

Riesgo de deterioro

No solo el calor puede provocar cambios en los alimentos. El vino, por ejemplo, es muy sensible a la luz, la cual puede alterar sus propiedades. En este caso también necesitas una asesoría experta que te ayude a dirigir las luces de tal manera que esto no ocurra.

Imagen tomada de https://www.tendenciaseniluminacion.philips.es/

Recommended Posts
Beneficios de los rótulos con LEDscómo iluminar un parking subterráneo